descens de barrancs Lleida

Rasa de Tentellatge y vía ferrata Extasy of Flying, Barranquismo en el Solsonès

No podemos empezar sin remarcar como de marciano nos parece el nombre que se escogió para bautizar el tramo equipado que nos permite salir cómodamente del descenso del barranco de la Rasa de Tentellatge sin la necesidad de tener que recorrer el Riu Fred y la Ribera Salada, más aún los meses fríos de invierno, o los días caudalosos de primavera, en la que plantearse la salida por el río nos puede resultar muy peligroso.

A pesar de su nombre, este equipamiento a modo de vía ferrata muy sencilla nos permitirá ganar de nuevo la cresta que corona la Solana d'en Güela y volver al coche, que dicho sea de paso, y con un punto de sorna si nos lo permiten, "la Ferrata d'en Güela", pudo ser un nombre bien "marciano" igual, pero un poco más del territorio.

Con la información recogida en la guía de Descensos de Barrancos del Solsonès editada en 2011 nos hemos propuesto  este descenso de coleccionista, curios por este peculiar regreso, una actividad que a grandes rasgos, no es fácil de explicar, pero que procuraremos reseñar de la forma más detallada posible para que pueda ser útil a quien quiera visitar el lugar.

Ficha técnica del barranco de la Rasa de Tentellatge

  • Actividad: Barranquismo en el Solsonès + Vía Ferrata
  • Punto de salida: Mas Carisols
  • Población más cercana: para servicios, Solsona
  • Combinación de coches: NO
  • Distancia de aproximación: 1,65 km.
  • Tiempo de aproximación: 25'
  • Tiempo del descenso: 2h'
  • Tiempo de retorno: 45'
  • Dificultad: v3-a1-II
  • Rápel más largo: 17 mts
  • Cartografía:
    • Muntanya d'Alinyà - Serres d'Aubenç i de Turp - 1:25.000 (Ed. Alpina)
  • Cuerda: 2x20
  • Observaciones: Recomendable llevar tijeras de podar, hay alguna zarza en medio del paso, en algún punto del descenso del barranco.

Acceso y aproximación a la Rasa de Tentellatge

Si venimos de Solsona, tomaremos la carretera de Basella C-26 y pasada largamente la Collada de Clarà, unos once kilómetros después de Solsona y cuando la carretera parece "tocar fondo" en el valle, en una curva a la derecha encontraremos un desvío muy grande y evidente con muchas señalizaciones.

Nos fijaremos sobre todo con el Camino de Querol, señalizado también con rótulos que apuntan a Montpol, Cambrils, Ermites y el Pont del Clop. Seguiremos hasta encontrar la carretera LV-4011, junto a Montpol, donde giraremos a la izquierda siguiendo las señales a Cambrils.

Restaremos muy atentos, justo saliendo de una curva muy pronunciada hacia la izquierda, y debidamente señalizado, sale el camino forestal que lleva al Mas Carisols.

Aparcaremos donde buenamente podamos y procurando siempre no molestar. Todas las informaciones dicen de dejar el coche más allá, tomando la pista que sube por encima de la casa (a la izquierda) y se dirige a las ruinas del mas Tentellatge, pero nos parece que ponerse en una finca privada donde hay un cultivo de trufa debidamente vallada no contribuye en modo alguno a la convivencia de los visitantes con la gente que vive y trabaja en el territorio.

Continuaremos a pie  en dirección Tentellatge  y cruzaremos la puerta de la finca, recorriendo la cabecera de la Rasa del Mas Carisols y pasaremos las ruinas de Tentellatge dirigiéndonos a la Collada de Fontdanyer, justo antes de llegar, sin embargo, un desvío a la izquierda nos lleva a hacer la cresta de l'Aubaga de Tentellatge. Cruzaremos otra puerta y bajando ligeramente encontraremos un desvío ascendente a la izquierda que nos llevará a la cabecera de la Rasa de Tentellatge. La mejor opción, o así nos lo ha parecido es no tener prisa para entrar en el torrente, y es que una vez situados en la Solana, veremos y valoraremos el mejor momento para hacerlo, cuando la piedra de la montaña gane terreno a la vegetación, ahorrándonos así el primer tramo más vestido.

EL DESCENSO DE LA RASA DE TENTELLATGE

No podemos decir que resulte sencillo describir el descenso de la Rasa de Tentellatge, se comenta en algunas y escasas informaciones que encontramos por internet que el barranco recuerda a algunos descensos de la Sierra de Guara. Con un inicio vestido y monótono, que más que un inicio podríamos decir que es gran parte del barranco.

Un largo tramo de torrente sin demasiado interés nos irá conduciendo, paulatinamente en el tramo más interesante del barranco de la Rasa de Tentellatge, tampoco una descripción demasiado detallada de los rápeles, pues muchos son evitables ya sea haciendo uso de la técnica de progresión en oposición (que si no deseas tocar el agua, practicarás duro) o bien porque la desgrimpada es fácil y evidente.

En nuestro caso, hemos ido a parar de lleno a una primera vertical (la segunda de la reseña), justo después del tramo más vestido, equipada con dos parabolts a la derecha, por fuera del torrente, y superando una rampa alargada de unos 15 metros escasos que seguida por un nuevo tramo de torrente, también vestido pero de buen transitar.

Llegaremos a una nueva vertical de 15 metros bien contados, más empinada donde la roca  tiene más calidad, para seguidamente, de nuevo caminar por el torrente hasta toparnos con el siguiente rápel, fraccionado en dos, el primero, una rampa que podríamos desgrimpar por la izquierda, pero como todo resbala mucho y la roca está descompuesta preferimos equipar.

En la base de esta hay un corto rellano donde encontraremos el siguiente rápel, muy inmediato, equipado con una anilla, y un spit muy viejo sin maillon que nos ahorramos de usar.

Este rápel es el primer regalo que nos ofrece el barranco, en la base de este, hay un hermoso bosque,  que nos lleva hacia el primer pasillo rocoso, al que accederemos por un resalte de unos cinco metros, que podemos bajar también con la cuerda directa en unos bojes en la izquierda.

A partir de aquí, el barranco alterna algunos pequeños tramos de bosque sobre los que van ganando relevancia los tramos de roca viva, paulatinamente más cerrado, más "vertical".

Nos mojaremos en algunos charcos de agua no demasiado sucia, y en otros podremos pasar por encima con oposición.

Poco a poco, las opciones de paso son más limitadas, las paredes se van levantando a banda y banda, la garganta se hace más estrecha. Todo este tramo podríamos decir que es el que aporta el interés en el descenso, pues nos distrae de lo lindo, ya sea para probar de evitar el agua y mojarnos poco, para procurar no sufrir resbalones, o sencillamente porque de repente, el descenso ha ganado en belleza paisajística. Además, poco a poco, el rumor del agua del Riu Fred irá ganando protagonismo.

Superados la quincena escasa de rápeles que componen el barranco, llegaremos a un pasillo largo y que se abre hasta abocarnos al Riu Fred.

En la pared de la izquierda, por la cresta, veremos cómo remonta la vía ferrata Extasy of Flying (qué nombre más feo, cada vez que lo decimos o escribimos!).

RETORNO DE LA RASA DE TENTELLATGE POR LA VÍA FERRATA

Al inicio del cable de vida de la ferrata, un camino que sube río arriba, nos tienta de salir caminando, pero acabamos optando por descubrir que esconde la ferrata.

Con este nombre, bastante "marciano", la ferrata nos lleva a trepar por un primer tramo fácil, con alguna roca que baila, y que sencillamente nos hará seguir el cable de vida hasta un pequeño bosque a media pared.

Situados entre los bojes, las grapas y el cable de vida, de nuevo, nos indican el camino. Este último tramo es más vertical, y gracias a unos clavos en forma de T y algún escalón superaremos sin demasiada dificultad lo que antaño fue una salida con pasos de escalada de III grado, con el peligro de caída que ello comportaba.

Saldremos de la ferrata con cuidado cuando se termine el tramo vertical, pues la roca descompuesta puede hacer que sin querer hacemos caer piedras a los compañeros y compañeras que podamos tener por debajo.

Terminada la ferrata no debemos hacer otra cosa que seguir la cresta de la montaña hasta encontrar el pastor eléctrico, pasar junto al que parecen los escombros de una cabaña de pastor, y encontrar un incipiente rastro de pista forestal que nos llevará a un cruce donde, girando a la izquierda tomaremos con una ligera bajada, la pista que nos ha servido para la aproximación y que desharemos, ahora ya más relajados habiendo terminado la pesada subida.

Croquis o topografía de la rasa de Tentellatge

ressenya del barranc de la rasa de Tentellatge

Mapa y track para GPS

Arxivos de descarga

ATENCIÓN: El track original registra únicamente la aproximación y el retorno por la via ferrata Extasy of Flying, para evitar errores de señal en el tramo estrecho del descenso de la rasa de Tentellatge,  hemos incluido a posteriori sobre mapa, así que por favor coged la parte de descenso únicamente como a referencia visual.

Descarga el track haciendo clic derecha y seleccionando aquí "Guardar como"
Descarreguen el track Format GPX

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *