punt de partida del Grau de l'Ós

Grau de l’Ós, una joya natural escondida en la Cerdanya

A la sombra de la boca norte del Túnel del Cadí y el ruido de los coches y camiones que atravesian la Serra del Moixeró. Este precioso desfiladero que desemboca justo en el mismo lugar que el túnel,  está aún hoy día escondido y desconocido para muchas y muchos, siendo una auténtica joya natural donde el tiempo permanece inmóvil.

Acompáñanos en esta breve reseña que quiere dar a conocer el lugar a todo el que se quiera acercar con el respeto que nunca puede faltarnos cuando transitamos por cualquier lugar del medio natural. 

Antes de empezar, sin embargo, unas apreciaciones, si bien esta ruta es perfecta para los días calurosos de verano, para que el Torrent del Grau de l'Ós nos regalará frescura durante toda nuestra progresión, debemos evitar a toda costa acceder los días con riesgo de lluvias fuertes o tormentas, pues en su tramo inicial, el Torrent del Grau de l'Ós es de tipo garganta y no permite escapatorias ni demasiados puntos seguros en caso de riuadas.

.Decir también que en esta ocasión, dado que ascendemos el torrente, en lugar de bajarlo, hablaremos de izquierda y derecha en este sentido ascendente por lo que nos conduce la ruta, y no de la derecha e izquierda hidrológicas de las que estamos más acostumbrados a hablar cuando describimos nuestras actividades de barranquismo.

Punto de referencia Tiempo parcial Tiempo total km
Área de Servicio 00:00 00:00 0
Torrent de la Fou 14' 14' 1,25
Entrada al Grau de l'Ós 11' 25' 2,05
Pista de Salida del Torrent del Grau de l'Ós 1h3' 1h28' 6
Barraca de Riumajor (cerca  Camí Cavalls del Vent) 9' 1h37' 6,7
Refugio del Serrat de les Esposes 18' 1h55' 7,75
Desvío al pueblo de Canals 9' 2h4' 8,36
Torrent del Grau de l'Ós 24' 2h28' 10,5
Área de servicio 24' 2h52' 12,9

Como llegar al punto de inicio de la ruta:

Sea cual sea nuestro punto de partida, nos dirigiremos a la banda norte del Túnel del Cadí, donde encontraremos un Área de Servicio llamada Porta Cerdana.

Si hemos recorrido la C-16 en sentido Norte, nos será tan fácil como acceder a dicha estación de Servicio por la salida que encontraremos algunos centenares de metros después del peaje del Túnel del Cadí. El Área de Servicio dispone de un amplio aparcamiento donde podemos dejar cómodamente nuestro vehículo.

Si de lo contrario, venimos en dirección Sur, ya en la C-16 y en vistas al sector de Coma Oriola de Masella y la Tossa de Das, entraremos también por el desvío del Área de Servicio, pero dejaremos atrás la gasolinera que nos quedará a la izquierda para seguir recto hasta encontrar el cruce que busca el cambio de sentido, indicando Riu de Cerdanya a la derecha, y Puigcerdà, la Seu d'Urgell y Andorra a la izquierda, por donde giraremos, cruzando por debajo la C-16 y ya al otro lado veremos abajo, a nuestra izquierda, el aparcamiento donde dejaremos el vehículo (a la derecha vemos la carretera que marcha hacia Urús, que debemos tomar para encontrar el camino de inicio).

Descripción de la ruta por el Grau de l'Ós, el Serrat de les Esposes y el pueblo de Canals

 Saliendo del Área de servicio cerca de Riu de Cerdanya, nos dirigiremos a la carretera que lleva a Urús y tomaremos el primer desvío a la derecha, hay que prestar atención a este detalle pues el segundo de los desvíos nos llevará a la ermita de Sant Grau y no en las instalaciones del Túnel del Cadí, en la confluencia del Torrent de la Fou con el de las Canaletes.

Así pues superadas las instalaciones, nuestro camino recorre el muro que hay en el sur de éstas, delimitando los torrentes hasta cruzar por debajo de la C-16 a través de un tubo de considerables dimensiones y que nos llevará a encontrar -nos con el torrent del Grau de l'Ós, que tomaremos a la izquierda, en sentido ascendente, hace falta decir que hacemos la ruta un miércoles cualquiera de noviembre, bajo un frío moderado de un invierno que no termina de llegar , y los torrentes se encuentran bien escarchados durante todo el día.

Una vez hemos tomado el torrent del Grau de l'Ós, este sigue justo por debajo de la C-16, en su tramo más próximo a la carretera totalmente pavimentado, y como si fuéramos a buscar la boca norte del túnel, hasta  cruzar una barrera metálica y, a los pocos metros, vislumbrar el precioso inicio del desfiladero, a la derecha del que todavía cuelga un antiguo cartel de ICONA, quien años atrás "cuidaba" de muchos de nuestros espacios naturales.

Pues bien, del torrent del Grau de l'Os poco podemos describir con palabras, casi ni siquiera con fotografías, vale mucho la pena destacar que, de repente, nos adentramos en terreno totalmente salvaje, donde encontraremos pocas huellas humanas en la próxima hora de progresión por este precioso paraje, que nos hará olvidar seguro el run run del ir y venir de coches que nos ha acompañado hasta ahora.

El lecho del Grau de l'Ós es el característico de un torrente seco, lleno de piedras redondeadas y altivas paredes que en algunos tramos muestran unas formas totalmente sinuosas fruto de la acción y la fuerza del agua durante años y años. 

No podremos hacer otra cosa que ir ascendiendo el torrente, así que no tiene pérdida y nuestra única preocupación será ir descubriendo, ahora alguna vía de escalada equipada con parabolts, que debe ser perfecta para escalar los días calurosos de verano, pero sobre todo, sobre todo, debemos procurar restar totalmente embobados mirando las formas y el entorno, descubriendo algunos túneles verticales formados de manera natural en las rocas de las paredes, también superando de vez en cuando alguna trepada muy sencilla hasta llegar al punto que recibe el nombre de Grau de l'Ós, un gran bloque empotrado en medio del torrente formando dos pasos muy verticales a izquierda ya derecha (en sentido ascendente).

Una vez superado el Grau de l' Ós, continuaremos siguiendo el torrente, no hay otra opción, descubriendo a nuestra derecha una interesante cueva colgada unos metros más arriba del cauce del torrente, el interior de la cual es una enorme cúpula agujereada en tres puntos por donde entra una abundante claridad.

El torrente irá perdiendo poco a poco su carácter encajonado, aunque recuperándolo tímidamente también de vez en cuando, iremos siguiéndolo en sentido ascendente bastante rato hasta encontrar a la izquierda una pared de ladrillos con una puerta, también colgada a la izquierda del torrente (recordemos que en sentido ascendente).                                                                                    En algún lugar hemos leído que esta pequeña cueva, que se ha cerrado y contiene en su interior aún una pequeña habitación, habría podido ser construida para almacenar material para unas minas cercanas. Si la memoria no nos falla, lo hemos leído en el blog Engarrista, quien también describe muy bien esta bonita ruta.

Pasada esta cueva cerrada artificialmente, muchas descripciones dan por terminado el torrente y describen como que, en unos metros encontraremos a la izquierda un camino que sale del torrente. Aquí queremos hacer especial mención a que todavía nos queda una buena tramada remontando el torrente, que ahora más que estrecho y encajonado, se convierte en una riera bastante vestida de vegetación y a la derecha  poco a poco van haciendo acto de presencia los altivos riscos del Serrat de las Esposes. Que nadie se impaciente pues buscando un sendero a la izquierda escondido entre bojes, posiblemente primero el torrente se llenará de agua, obligando a hacer saltitos de piedra en piedra para no mojarnos los pies, y después de bastante rato, veremos de forma muy, muy evidente, como de repente el torrente se ensancha, y la vegetación en el lado izquierdo desaparece porque el espacio lo ocupa una generosa pista que remonta en un amplísimo y precioso plano, la parte baja dels Plans de Riumajor.

Así pues con riesgo de hacernos pesados, queremos remarcar que en el ascenso por el torrente no es necesario que estemos pendientes de otra cosa que de restar boquiabiertos ante esta preciosa y escondida joya de la naturaleza que la Cerdanya, como en tantas ocasiones nos brinda.

Una vez hemos abandonado el torrente por la pista, esta nos llevará a bordear los prados de Riumajor buscando su su parte alta y donde todavía veremos vestigios de antiguos muros de piedra, siendo fácil hacer volar la imaginación al pasado y ver estos prados escondidos, aprovechados en forma de pastos o quién sabe si también de plantaciones.

Justo cuando estamos a punto de dejar atrás els Prats de Riumajor, encontraremos un cartel indicador donde podemos tomar a la derecha el camino de Cavalls del Vent hacia el Refugio del Serrat de las Esposes; al otro lado del arroyo, sin embargo, vemos entre los árboles el tejado de la Barraca de Riumajor, como es muy cerca, no perdemos la ocasión de pasar a dar un vistazo para comprobar su  estado, que a noviembre de 2020 es correcto, todas las ventanas tienen los cierres, y la chimenea se mantiene en pie, aunque la última persona que pasó no tuvo cuidado de dejar leña secándose para la próxima persona que pudiera pasar buscando cobijo.

Volveremos al camino de Cavalls del Vent, debidamente señalizado con unos puntos de pintura naranja y que en poco tiempo y suavemente nos remonta hasta el precioso lugar donde encontramos el Refugio del Serrat de las Esposes y donde llega una pista en muy buenas condiciones para el tráfico de vehículos que suben desde Riu de Cerdanya.

En esta ocasión nos encontramos en un miércoles cualquiera en plena pandemia no vemos actividad en el refugio, así que ni siquiera prestamos y seguimos con nuestro camino, ahora ya de regreso, pero que antes nos llevará al pueblo abandonado de Canals, pasando por una hermosa fuente de piedra con unos bebederos para las vacas y yeguas que aún pastan estos lugares, conocida como la fuente de la Mollera, aunque al rehacer la fuente para beber al ganado, la charca ha desaparecido en buena medida ( y pasaremos sin mojarnos los pies).

Pasaremos por debajo del pequeño pueblo abandonado de Canals, del que quedan apenas cuatro paredes de algunas casas y los bancales o terrazas para el cultivo, y seguiremos descendiendo por un camino bien ancho, que parece que años atrás habría sido el camino de herradura para acceder al pueblo de Canals, pues en su tramo más sinuoso aún conserva alguna pared bien alta que evita que se desliza alguna de las pronunciadas curvas que va haciendo el tortuoso camino que nos baja de nuevo al torrente del Grau de l'Ós, junto a la boca norte del Túnel del Cadí.

Mapa i track per a GPS

Archivos de descarga

Descargar el track haciendo click derecho y seleccionar aquí "Guardar como"
Formato GPX

Àrea de Servicio de Riu de Cerdanya
àrea de servei Porta Cerdana, accés al grau de l'Ós

Dejamos atras el Área de servicio

senderisme al Moixeró, sobre el túnel del Cadí

Pasaremos también por encima de las instalaciones del peaje del túnel del Cadí

com arribar al Grau de l'Ós

El Torrent de la Fou, bien escarchado

accedir al Grau de l'Ós

Cruzamos por debajo la C 16 Eix del Llobregrat

arribar al grau de l'Ós

La valla que encontramos unos metros antes de llegar a la entrada del Grau de l'Ós

inici grau de l'Ós

Un antiguo cartel de madera nos da la bienvenida al Grau de l'Ós

punt de partida del Grau de l'Ós

Nos adentramos en este precioso paraje natural de la Cerdanya

millors rutes senderisme la Cerdanya

El lugar es francamente bonito y de buen andar

grimpar a la Cerdanya

Algunas trepadas muy fáciles durante nuestro ascenso por el torrente

Llegamos al paso equipado del Grau de l'Ós

via ferrada Cerdanya

La mochila molesta bastante para superar el paso de la escala del Grau de l'Ós

sortida del pas equipat del grau de l'Ós

Saliendo del agujero vertical del Grau de l'Ós

el torrent del Grau de l'Ós vist des d'una cova

El torrente visto desde una cueva

senderisme a la Cerdanya

La pequeña construcción al Grau de l'Ós

sortida del Grau de l'Ós

La pista de salida del Grau de l'Ós es muy evidente

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *